>>>Que la fuerza te acompañe de viaje

Que la fuerza te acompañe de viaje

Los efectos visuales y las técnicas de animación digital han sido esenciales para rodar las películas de ‘Star Wars’, pero muchas escenas se han rodado primero en escenarios ‘terrícolas’.
Del desierto a la nieve. Para recrear los diferentes planetas de la saga de ‘La guerra de las galaxias’ los equipos de rodaje han recorrido la tierra en busca de los parajes más extremos. Las llamadas ‘casas trogloditas’ de Matmata, en pleno desierto tunecino, eran el hogar de Anakin Skywalker en el planeta Tatooine en ‘La amenaza fantasma’. Concretamente, el Hotel Sidi Driss. George Lucas ya conocía el lugar. Había rodado allí parte de ‘El imperio contraataca’.
Junto al lago de Como, en Villa Balbaniello (Italia) tiene lugar el enlace entre la reina Amidala y Anakin Skywalker.

El universo Star Wars en los parques Disney

Ahora que esta productora cinematográfica se ha hecho con los derechos de ‘Star Wars’, no podían faltar en sus parques de todo el planeta atracciones relacionadas con los principales personajes y escenarios de la mítica saga galáctica. Así que los parques Disneyland serán también escenario de las películas.

El rojizo desierto tunecino poco tiene que ver con los gélidos páramos que rodean la antigua estación de tren de Finse, en Noruega. Este remoto pueblo entre Oslo y Bergen hizo las veces del helado planeta Hoth en ‘El imperio contraataca’. Los paisajes de la zona, a bastantes grados bajo cero en invierno, resultaron perfectos para la localización de una de las bases rebeldes.
Muy diferente es el hogar de los ‘ewoks’. Los bosques de secuoyas del Parque Nacional Redwood, en California, resultaron perfectos para recrear Endor, el frondoso planeta de ‘El retorno del Jedi’. Como contraste a la frondosidad de este parque, también en California se encuentra Death Valley, uno de los desiertos más áridos del planeta. En esta árida depresión de casi 200 km de extensión se rodaron varias escenas de ‘La amenaza fantasma’.
Un a erupción del Etna (Sicilia, Italia) simula al planeta Mustafar en La amenaza fantasma
En esta misma película, con la ayuda de la infografía, la Plaza de España de Sevilla (España) se convirtió en Theed, la capital del Reino Naboo. La forma semicircular y la riqueza ornamental de su galería es perfectamente reconocible en muchas escenas de la película. En cambio, para recrear el constante fuego interno del planeta Mustafar, que aparece en la misma película, hubo que viajar hasta el Etna, el volcán más activo de Europa, en Sicilia.
Construcción maya en Tikkal (Guatemala), marco de La Guerra de las Galaxias y la nueva entrega de la serie.
Como contrapunto, Kashyyyk, el planeta natal de Chewbacca, sorprende en ‘La venganza de los Sith’ por la belleza y exuberancia de sus selvas tropicales, bahías e islotes. Tan idílico lugar no podía ser otro que la isla de Krabi, en Tailandia, uno de los lugares favoritos por los buscadores de paraísos de nuestra planeta. También exuberante es la selva de Tikkal, en Guatemala, donde se rodó parte de ‘La guerra de las galaxias’. Plagada de antiguos templos mayas, repite en el Episodio VII.
No menos idílico resulta el lugar donde se localizó la romántica boda entre la reina Amidala y Anakin Skywalker en el planeta Naboo, durante ‘El ataque de los clones’. La escena se rodó en las terrazas de la Villa de Balbaniello, junto al Lago di Como, en Italia. Porque, al igual que la trama de las películas tiene multitud de referencias literarias e históricas reconocibles, aunque el argumento sucede en planetas remotos, todos se pueden encontrar en la Tierra.

Artículos relacionados

Los guardianes de Virunga

El parque nacional mas antiguo de África es el hogar de más de 1.100 especies, incluidos los gorilas de montaña....

Cinco veces más rápidos que el viento

Adaptarse al frío y su rigor. Ese fue el origen los 'ice boats', reconvertidos en el medio para disfrutar de...

El último paisaje de ‘El Renacido’

El rodaje se alargó más de la cuenta y la nieve acabó por derretirse. Hubo que viajar al “fin del...

Bucear dentro del volcán

Di aloha a la bahía de Hanauma, cuya playa se dibuja bajo la forma de un cráter volcánico.