>>>Islas Caimán, no solo para millonarios

Islas Caimán, no solo para millonarios

¿Por qué querrás ir a las Islas Caimán aunque no tengas millones para abrir una cuenta en un banco? En el quinto centro financiero del mundo no solo se ahorra dinero.
7:00 AM. Un hombre llega al muelle de George Town, la capital de Gran Caimán, la mayor de las tres Islas Caimán, donde atracan cada día los transatlánticos. No lleva un maletín en la mano, solo una caña de pescar y una nevera con hielo. Su destino no es uno de los bancos del quinto centro financiero del mundo. Es un barco de 25 pies de eslora desde donde pretende pescar petos, pargos o atunes para su restaurante, uno de los 200 disponibles en la considerada ‘capital gastronómica del Caribe’. En este paraíso fiscal hay censados más negocios que personas, pero las cuentas bancarias no son las únicas que están bien alimentadas.
El punto de entrada a las Islas Caimán es George Town, la capital de Grand Caimán.
Foto: Don McDougall. Cayman Islands Department of Tourism

La generosidad tiene recompensa

Gran Caimán es una de las islas de mayor nivel económico del Caribe. El rey Jorge III concedió el privilegio de la exención de impuestos a este territorio británico de ultramar en 1778. El gesto fue en agradecimiento por haber acogido a los supervivientes de un naufragio.

El pescado de esta mañana está ahora en el plato de un restaurante, cocinado al estilo Caimán: empanado y cocinado en salsa de tomate con cebolla y pimientos. Servido también con lo que se conoce como ‘Caymankind’, una amplia sonrisa. Además de un poco de brisa caribeña: un cóctel de bourbon, zumo de naranja natural, acedera y limón. La amplia oferta de cocina caribeña e internacional del archipiélago se completa con dos grandes eventos anuales. Cayman Cookout es un encuentro con chefs de renombre de todo el mundo, que ofrecen degustaciones y catas, a la vez que conocen la cocina del Caribe. Esta es la protagonista del festival Taste of Cayman, acompañada por música y fuegos artificiales. La gastronomía local se basa fundamentalmente en pescados frescos con preparaciones sencillas: guisados en leche de coco con verduras (‘coconut dinner’), a la brasa o a la parrilla, adobado, a la sartén o frito. Sus platos más curiosos, las caracolas marinas y la tortuga, tanto en sopa como en filete.
Visitar la Cayman Turtle Farm donde se crían tortugas en cautividad es una de las atracciones más populares de Gran Caimán. Es un completo parque temático marino a las afueras de George Town. Posee una laguna con corales donde bañarse con las tortugas, un aviario de aves exóticas, un acuario con especies marinas depredadoras y la piscina con cascadas más grande de la isla. Bañarse con rayas es otra de las actividades que se ofrece a los visitantes. Numerosos barcos zarpan hacia las cristalinas aguas de Stingray City para alimentar a las rayas, que se acercan a los bañistas y se dejan acariciar.
La opción de alojamiento más envidiada es alquilar una villa privada
Foto: Don McDougall. Cayman Islands Department of Tourism

Propinas incluidas en la factura

Es habitual en los restaurantes que se incluya en la factura un 15 o 18% en concepto de servicio o propina. La costumbre es incrementar ese porcentaje si el grupo es grande o el servicio ha sido especialmente bueno. En contrapartida, las facturas de restauración no están gravadas con impuestos.

Los que quieren gastar los beneficios de sus cuentas corrientes se concentran en los resorts que se suceden a lo largo de Seven Mile Beach, una playa en forma de media luna de nueve kilómetros de arena blanca y aguas de color turquesa. Además de tomar el sol bajo los cocoteros, asaltan las tiendas de lujo libres de impuestos del malecón. Mientras que los que buscan intimidad prefieren la tranquilidad de las dos islas más pequeñas, Cayman Brac y Little Cayman. Poseen playas de límpidas aguas donde bucear como Spot Bay, lagunas, manglares y cuevas con leyendas de tesoros de piratas que hicieron de las Islas Caimán su centro de operaciones.
Seven Mile Beach es considerada una de las mejores playas del Caribe.
Foto: Don McDougall. Cayman Islands Department of Tourism

Artículos relacionados

De piratas, caimanes y otros cuentos

Sus playas cuentan leyendas sobre corsarios y tesoros, y una vez al año sus calles se llenan de banderas negras...

La isla a salvo de paparazzi

45.000 libras pagó Lord Glenconner en 1958 por hacerse con Mustique. Esa cantidad, o más, es la que hoy tendrás...

El otro Caribe: un remanso de paz inglés

Tórtola, Virgen Gorda y Anegada son las más importantes entre el medio centenar de islas que forman este paraíso, las...

Buceando entre pingüinos

Una de las experiencias de submarinismo más extremas es bucear bajo el hielo. Si aguantas estas bajísimas temperaturas, podrás disfrutar...