Liam Aldous | Corresponsal en España de la revista Monocle

“Madrid está a punto de vivir una nueva movida”

Como corresponsal en España de la revista Monocle, está siempre al tanto de los últimos bares, restaurantes o tiendas que se abren en Madrid. El treintañero periodista australiano Liam Aldous es un cazatendencias sociales y culturales. Enamorado de la cordialidad de Madrid y los madrileños, no podríamos pensar en nadie mejor con quien caminar por esta ciudad.

Texto: Guadalupe Rodríguez | Fotos: Carlos Luján | Video: Francisco Márquez

¿Desde cuándo vives en Madrid?

Me mudé a Madrid hace cuatro años, pero 8 o 9 años antes vine aquí a aprender español durante seis meses y me quedé durante un año y medio. Ansiaba tanto volver, echaba de menos a la gente y el ambiente de la ciudad, que regresé en 2011 con una beca para trabajar en la revista Monocle.

¿Qué fue lo que más te sorprendió la primera vez que viniste a Madrid?

La simpatía de la gente. Se dice que los australianos somos bastante relajados y amistosos, pero en Madrid todo el mundo está deseando hablar con los desconocidos. La gente dice hola y adiós cuando entra o sale de un ascensor, lo que me sigue pareciendo imperecedero y tierno. Esto ayuda a que una gran ciudad como Madrid, que puede ser un poco frenética, funcione mucho mejor.

¿Cuál es el mayor atractivo de Madrid?

Creo que es el hecho de que nadie es realmente de Madrid, por lo que todos los que viven aquí acogen bien a cualquier sin importarles su aspecto o de donde sea. Quizás sea porque hay pocos ‘gatos’, como se conoce a los madrileños de tercera generación. Esto te ayuda a integrarte. Puedes haber vivido aquí solo durante seis meses y considerarte un madrileño, sin que nadie te lo eche en cara. Además, aunque es la tercera ciudad más grande de Europa, sigue siendo como un pueblo.

Mercado de San Ildefonso

En un artículo publicado en Monocle en 2014 escribiste que “Madrid está experimentando una extensa transformación”. Cómo ha cambiado la ciudad?

Si pienso en cómo era cuando vine la primera vez, en 2005 o 2006, ha cambiado completamente. La crisis hizo que la gente se parara a pensar e hiciera cosas nuevas. Muchas personas que no encontraban trabajo decidieron abrir su propio negocio y dedicarse a lo que les gustaba. Creo que esto se nota por toda la ciudad. Por ejemplo, Kike Keller, uno de los dueños del lugar donde estamos, trabajaba en el mundo de cine y decidió abrir este asombroso estudio, que también es una sala de exposiciones y un bar, para vender los muebles que diseña. Hay muchos lugares así por toda la ciudad. Ha habido una explosión de energía creativa.

¿Dónde vives y por qué zonas te mueves habitualmente?

Vivo en el barrio de Conde Duque. Es céntrico, pero bastante tranquilo, con bonitas tiendas, bares, cafés y plazas. Suelo salir por allí, pero también por Malasaña. También me gusta el Barrio de las Letras, donde solía vivir, e intento ir a Lavapiés siempre que puedo porque es una zona en constante cambio.

¿Los amigos o familiares que vienen a verte lo encuentran diferente a como pensaban que era?

La gente se sorprende al ver siempre llenos los restaurantes y las terrazas. Yo les digo que a los españoles les gusta disfrutar de la vida siempre que pueden. Esto no significa que no haya personas con bajos salarios o sin trabajo, pero Madrid es un foco de oportunidades.

Liam Aldous

¿Dónde llevas a tus visitantes?

Suelo llevarles a lugares que realmente muestren la personalidad de la ciudad. Si vamos a comer algo, les llevo a una tasca llamada Celso y Manolo. Hacen buena y sencilla comida tradicional en un espacio muy auténtico. También al restaurante Sala de Despiece, que es más sofisticado, pero con muy buena comida también. Y si quiero que conozcan un poco más el carácter excéntrico de los madrileños les llevo a Microteatro, un espacio teatral increíble abierto en una antigua carnicería.

¿Qué lugares son imprescindibles?

Hay que ver los museos de El Prado y el Reina Sofía, pero también hay buenas exposiciones en Centro Centro. El Matadero también es obligatorio. Está también un maravillosamente conservado Cine Doré, sede de la Filmoteca Española. También hay que ir a los mercados gastronómicos. Todo el mundo que visita Madrid suele ir al de San Miguel, pero yo prefiero llevarles a los de San Antón o Antón Martín. Platea o San Ildefonso también ofrecen experiencias gastronómicas auténticas.

Madrid dispone de una gran variedad de lugares para comer. ¿Qué te gusta más?

Prefiero ir a casas de comida casera donde ofrecen auténticas tapas bien hechas sin muchas pretensiones. Me gusta llevarles a estos lugares porque solo los puedes encontrar aquí.

¿Te gusta también la zona de las tiendas de lujo y los edificios señoriales?

Lo que me gusta de Madrid es que cada barrio tiene su propia personalidad. También me gusta el tradicional carácter castizo que puedes encontrar en Chamberí o Barrio de Salamanca.

¿Merece la pena venir a Madrid solo para comprar?

Definitivamente. De hecho, es una de las ciudades europeas con un mayor número de tiendas. Además, la diversidad de tiendas también ha crecido en los últimos años. Han aparecido nuevas pequeñas marcas de joyería, piel o zapatos. Y merece la pena pasarse por los showroom que marcas como Andrés Gallardo o Helena Rohner tienen en La Latina, Conde Duque o Tirso de Molina. En el Barrio de Salamanca hay una maravillosa tienda de zapatos de hombre a medida llamada Glent.

¿Cómo definirías el estilo de Madrid?

Podría decir que es un poco bipolar: excéntrico por un lado y conservador por otro, pero muy mezclado. Madrid es desenfadado, excéntrico y amigable. Es muchas cosas, la verdad. Creo que la ciudad está a punto de vivir una nueva movida. Reúne mucha energía creativa. Quizás Madrid es el nuevo Berlín. Es creativa, barata, suceden muchas cosas y es la segunda capital más soleada de Europa. Creo que la gente debería venir si busca un buen estilo de vida pero también para crear un negocio. Encontrarán que la ciudad es muy acogedora y ofrece muchas oportunidades. Así es como yo describiría Madrid.

Direcciones útiles
Conde de Romanones, 5 Patio
Plaza Cibeles, 1
Santa Isabel, 3
Corredera Baja de San Pablo, 21
Corazón Bar
Calle de Valverde, 44
Plaza Comendadoras, 9
Jorge Juan, 14
Almendro, 4 Bd
Marqués de Valdeiglesias, 1
Duque de Alba, 4
Corredera Baja de San Pablo, 17
Plaza de Legazpi, 8
Augusto Figueroa, 24
Calle Fuencarral, 57
Plaza de San Miguel s/n
Loreto Prado y Enrique Chicote, 9
Paseo del Prado, s/n
Calle de Goya, 5-7
Calle de Valverde, 42
Calle de Ponzano, 11
Tasca Celso y Manolo
Calle Libertad, 1
The Passenger
Calle del Pez, 16
Toma Café
Calle de la Palma, 49
Making of
Otros Passengers 6A
Federico Sánchez
Arquitecto
“El hombre no existe desnudo”
Leer entrevista >
Virgilio Martínez
Chef y empresario
“A Lima hay que comérsela entera”
Leer entrevista >
Gaggan Anand
Chef del restaurante Gaggan
“Yo no elegí Bangkok, fue el destino”
Leer entrevista >