Bienestar

Ahora en los hoteles, además de dormir, se vive. La hospitalidad hotelera ha cambiado y apela a una nueva clase de huésped que busca convertir su estancia en una extensión de su estilo de vida.