>>>En casa de Shakespeare
Foto: © Shakespeare Birthplace Trust

En casa de Shakespeare

En 2016 se celebra el 400 aniversario de la muerte de William Shakespeare. Stratford-upon-Avon, en Inglaterra, escribió su mejor obra: su nacimiento.
400 años después de su muerte, Google ofrece 113 millones de resultados con su apellido. Shakespeare es el escritor más célebre en lengua inglesa y sus obras teatrales son las más escenificadas. Cada cuatro horas se representa ‘Macbeth’ en algún lugar del mundo. La legendaria película ‘West Side Story’ está basada en la trágica historia de ‘Romeo y Julieta’ y ‘Hamlet’ inspiró a Disney para crear ‘El rey león’. El legado literario que deja tras su muerte da como cierta la afirmación del dramaturgo inglés Ben Jonson: “Shakespeare no pertenece a una sola época sino a la eternidad”.
Un equipo de actores cocina y alimenta a los animales para recrear la vida en la granja de la familia de la madre del escritor.
Foto: © Shakespeare Birthplace Trust

Que empiece la función

La Royal Shakespeare Company es la principal compañía teatral que lleva a los escenarios las obras del dramaturgo. Aunque recorren todo el país, la mayoría de obras se representan en los teatros Royal Shakespeare y Swan, en Stratford-upon-Avon.

Cambió la historia de la literatura, pero para conocer la suya hay que viajar hasta Stratford-upon-Avon, el pueblo donde nació en 1564. Nos recibe con hileras de casas de estilo Tudor y tejados de madera, pero una destaca: la casa natal del dramaturgo. Su tamaño, mayor que el resto, evidencia que el padre del escritor, comerciante de profesión, era un hombre próspero.
La vida de Shakespeare es una incógnita. Se le pierde la pista en 1585 para reencontrarlo décadas después en Londres, convertido en un autor de renombre. Durante este tiempo, sus hijos y su esposa, Anne Hathaway, permanecieron en el pueblo. El matrimonio tuvo una relación más que complicada: el dramaturgo expresó su deseo de que los restos de ella no descansaran junto a los suyos. No fue el único desplante: en su testamento le dejó “su segunda mejor cama”. La primogénita del matrimonio, Susan, se casó con un médico y vivieron en Hall’s Croft, que puede visitarse. Un 80% de la casa se compone de la estructura original de 1613. El hijo varón de Shakespeare murió con once años, este acontecimiento le inspiró para escribir ‘Hamlet’. También es posible acceder al interior de la casa de su esposa. Conserva parte del mobiliario original de la familia, incluida la cama con dosel de Anne.
El teatro Royal Shakespeare está a orillas del río Avon. Se puede visitar también de noche.

Sus últimos versos

Aunque el legado de Shakespeare sigue vivo por todo el mundo, sus restos están enterrados en la Holy Trinity Church de Statford-upon-Avon, el mismo lugar donde fue bautizado. Una inscripción escrita por él maldice a todo aquel que se atreva “a remover sus huesos”.

En pleno apogeo de su carrera, Shakespeare regresó a su pueblo convertido en hombre rico. Compró una casa que llamó New Place. Fue demolida en 1759, pero la fundación que gestiona su legado la reabrirá en julio. Acogerá una exposición con objetos relacionados con la vida del escritor, encontrados en excavaciones arqueológicas.
Debido a un desfase de los calendarios, Shakespeare murió el 23 de abril de 1616 para los ingleses, mientras que para los países católicos fue el 3 de mayo. No es la única disyuntiva en torno al autor: algunos incluso dudan de su existencia. Un grupo de intelectuales ingleses publicó un documento que cuestionaba la autoría de sus obras.
Teorías aparte, Stratford prepara su homenaje al que también era conocido como ‘El bardo de Avon’. La granja de la familia de su madre abrirá de marzo a octubre. El teatro Swan (de la Royal Shakespeare Company) acogerá una exposición con accesorios utilizados en las obras del dramaturgo. La escuela local donde estudió reabrirá sus históricas instalaciones al público. Aquí tuvo su primer contacto con las letras. Después, él mismo las volvió universales.
La maldición funcionó: nadie se ha atrevido a tocar los huesos del escritor, ni siquiera cuando se reparó la lápida en 2008.
Foto: Claudio Divizia / Shutterstock.com

Artículos relacionados

El sueño de Gary Nader

A finales de 2016 abre sus puertas el museo LAAM en Miami. Está llamada a convertirse en la colección de...

El curioso caso del gen viajero

El ADN es el responsable del color de nuestros ojos, pero ¿puede un solo gen definir la forma en que...

El Louvre y el Guggenheim comparten isla

Con cuatro museos y un centro cultural diseñados por cinco ganadores del premio Pritzker, la isla de Saadiyat, en Abu...

Oporto adelanta el reloj

Ha nacido el Oporto ‘cool’. La ciudad con la ‘saudade’ más vetusta del mundo es también la que tiene el...