>>>El encanto superlativo de los pueblos del Tirol

El encanto superlativo de los pueblos del Tirol

Casas de madera, picos nevados y valles tranquilos. El prototipo de pueblo de cuento se cumple a rajatabla en esta región austriaca donde todos aspiran a ser los más ‘idílicos’.
H

aber titulado este artículo como “Los pueblos más bonitos del Tirol”, hubiera supuesto un conflicto, y es que muchos postulan al título. Entre todos, el que más se lo cree es Alpbach, cuyo sobrenombre es “el pueblo más bonito de Austria”. Recibió dicho reconocimiento en los años 80 y más de tres décadas después, lo sigue explotando. Pero razón no le falta. A unos mil metros de altitud, presume de un estilo arquitectónico de lo más homogéneo (grandes casas de maderas con amplios balcones) y de un entorno ‘de postal’.

La nota de color la ponen las flores que se agolpan en balcones y terrazas. Gracias a ellas, Alpbach se ha ganado otro sobrenombre, “el pueblo florido más hermoso de Europa”. Aquí esquiadores y senderistas son los huéspedes más habituales de las más de 3000 plazas hoteleras con las que cuenta, pero no los más ilustres. El pueblo acoge cada año –desde 1945– el Foro Europeo de Alpbach, que reúne a voces de la ciencia, la política, los negocios y la cultura.

Panorámica de Berwang
Berwang es el asentamiento más alto de la región de Tiroler Zugspitz Arena.

En una de las zonas más altas del Tirol se encuentra Berwang, que cumple a la perfección con la estampa de pueblo alpino gracias a sus casas perfectamente preparadas para el invierno. Con poco más de 500 habitantes, suele ser punto de partida de excursionistas tanto en los meses fríos –cuando comparten espacio con esquiadores– como en los calurosos. Eso sí, en verano hay más rutas disponibles en el valle de Berwangertal. A unos dos kilómetros del pueblo se encuentra la recompensa para los excursionistas: la cervecería más alta de Austria, en el hotel Thaneller (Rinnen).

Conduciendo algo más de dos horas hacia el este se llega a Westendorf, en los Alpes de Kitzbühel. Visitado principalmente por aventureros en busca de emociones fuertes como el snowboard o el parapente, se encuentra a suficiente distancia de los principales núcleos urbanos de Kitzbühel como para conservar un aire tranquilo y relajado. Una buena forma de conocer las costumbres de este pintoresco pueblo es acercarse al mercado de agricultores (Shcau zuichi Markt), que se celebra en los meses de verano. Westendorf cumple con todos los requisitos para formar parte de un listado con los pueblos más bonitos del Tirol. De hecho, en 1998, la asociación Entente Florale Europe lo premió como el pueblo más hermoso de Europa gracias a su paisaje natural intacto, su economía agrícola y las oportunidades que brindaba para el deporte y la relajación.

Viviendas de Westendorf
La población de Westendorf no llega a los 4000 habitantes.

Además de sus picos nevados y de sus verdes valles, las coloridas fachadas de Innsbruck que miran al río Inn son otra de las imágenes más icónicas del Tirol. Sus habitantes consideran a la capital de la región “un pueblo de gran tamaño”; si ellos así lo creen, tenemos ‘permiso’ para considerarlo pueblo –y bonito–. Su tamaño permite recorrer la capital del Tirol a pie y su cercanía con las montañas –a diez minutos en funicular– alejan a Innsbruck del prototipo de gran ciudad. La dinastía de los Habsburgo, que residió aquí, se encargó de engalanar esta ciudad imperial donde en los últimos años ha proliferado una arquitectura mucho más moderna y rompedora (el mirador Bergisel, el trampolín de salto olímpico o las estaciones del funicular), aunque se concentran en la periferia de la ciudad. O mejor dicho, del ‘pueblo grande’.

Innsbruck tras una nevada
Innsbruck fue fundada en el siglo XII.

Artículos relacionados

Las aventuras del Gigante de cristal

Un gigante da la bienvenida a las 700.000 personas que visitan anualmente el resplandeciente mundo de Swarovski en el Tirol....

Salzburgo: donde el pasado se encuentra con el futuro

La caligrafía de Mozart se proyecta en luces de neón y el arte contemporáneo se cuela en el casco histórico....

Shopping après ski en la capital de los Alpes

Esquiar a 2.000 metros de altitud e irse de rebajas no son incompatibles. En Innsbruck se pueden hacer ambas cosas...

Vacaciones de verano en los Alpes

La región austriaca de Zell am See-Kaprun no es territorio exclusivo de esquiadores. Conoce su cara más veraniega entre lagos...